¿EXISTE EL PERDÓN DE LAS DEUDAS?…SEGUNDA OPORTUNIDAD

CASA HIPOTECALa Ley de segunda oportunidad, supone un verdadero medio para que, aquellas personas a las que el devenir de la vida ha supuesto un fracaso económico importante, puedan, tener una real segunda oportunidad de empezar de cero ( o casi), mediante la extinción de gran parte de los créditos y deudas pendientes.

se amplían los beneficiarios de esta medida a personas físicas que no tengan la condición de empresarios, por tanto a cualquier persona que por sus circunstancias personales o sociales, se haya endeudado hasta unos niveles que le hacen imposible ver una salida real, ya que, la espiral de deudas, no termina nunca, porque, cuanto más se debe, más intereses se generan y más grande se va haciendo la “bola de deudas”.

1.- ACUERDO EXTRAJUDICIAL DE PAGOS

Para poder acogernos a esta medida, debemos intentar llegar a un acuerdo con todos nuestros acreedores, donde nuestra buena fe, nos acompañe en todo el procedimiento; este acuerdo extrajudicial se inicia a través de notario. Lo importante es que desde este momento, se suspenden los embargos y ejecuciones por un plazo de dos meses, mismo plazo que tiene el mediador (que puede ser el mismo notario), para llegar a un acuerdo con todos los acreedores.

Estos acuerdos pueden contener todo tipo de quitas (perdón de deudas) y esperas (aplazamiento de deudas) hasta 10 años.

Si no hay posibilidad de llegar a este acuerdo con los acreedores (La Ley Concursal marca los porcentajes de las votaciones entre los acreedores para aprobar el acuerdo extrajudicial de pagos), si el deudor es una persona física no empresario, el notario remitirá las actuaciones al juez mercantil, abriéndose el concurso de acreedores consecutivo, pero directamente en su fase de liquidación.

Hasta aquí las actuaciones del notario SON GRATUITAS.

2- CONCURSO DE ACREEDORES CONSECUTIVO

Se sigue por los trámites de la Ley Concursal; se pagan primero los créditos contra la masa (por ejemplo las costas del procedimiento concursal o los honorarios del administrador concursal) y, posteriormente los créditos privilegiados (hipotecarios, prendarios, etc.); las deudas de seguridad social y hacienda hay que pagarlas siempre (no hay quitas ni cabe su exoneración).

3.- EXONERACIÓN DE DEUDAS.DACIÓN EN PAGO

Concluido el concurso por liquidación o, en su caso, cuando no se han podido pagar a los acreedores por no haber dinero o bienes suficientes, podrá procederse a la exoneración de deudas (mediante su solicitud al juez), de la parte insatisfecha de los siguientes créditos:

1.º Los créditos ordinarios y subordinados pendientes salvo los de derecho público y por alimentos.

2.º Respecto a los créditos con privilegio especial (hipotecas), la parte de los mismos que no haya podido satisfacerse con la ejecución de la garantía quedará exonerada salvo que quedara incluida, según su naturaleza, en alguna categoría distinta a crédito ordinario o subordinado.

Para el resto de las deudas no perdonadas, se elaborará un plan de pagos a cinco años, durante el cual no se devengarán intereses.

Cualquier acreedor concursal estará legitimado para solicitar del juez del concurso la revocación del beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho cuando durante los cinco años siguientes a su concesión, aparte de otras causas de incumplimiento, mejorase sustancialmente la situación económica del deudor o se constatase la existencia de ingresos, bienes o derechos ocultados.

En caso de que el Juez acuerde la revocación del beneficio, los acreedores recuperan la plenitud de sus acciones frente al deudor. Pasados los cinco años sin revocación, el Juez del concurso, a petición del deudor concursado, dictará auto reconociendo con carácter definitivo la exoneración del pasivo insatisfecho en el concurso.

Puede decidirla incluso si el deudor no hubiese cumplido en su integridad el plan de pagos pero hubiese destinado a su cumplimiento, al menos, la mitad de los ingresos percibidos durante dicho plazo que no tuviesen la consideración de inembargables.

Contra dicha resolución, que se publicará en el Registro Público Concursal, no cabrá recurso alguno.

SI ESTÁS EN ALGUNA DE ESTAS SITUACIONES, NO DUDES EN CONSULTARNOS

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

¿SE EXTINGUEN LAS DEUDAS?…hablemos de prescripción

¿Se extinguen las deudas por el transcurso del tiempo o permanecen eternamente creando deudores de por vida?

La respuesta es que sí se extinguen las deudas por las transcurso del tiempo siempre que el acreedor no las reclame durante un determinado plazo de tiempo.

Dependiendo del tipo de deuda, el plazo para extinguirse será mayor o menor…pero… ¿desde cuando se cuenta el plazo para que la deuda pueda extinguirse?… fácil…desde que la deuda vence, esto es desde que llega el plazo en que tenemos que pagar; ahora bien, esto no significa que desde ese momento, si no pagamos a nuestro acreedor y pasa el plazo de tiempo, el acreedor pierda su derecho a obtener su crédito; el acreedor puede interrumpir ese plazo de prescripción, para que el plazo vuelva a empezar de cero…

Pongamos un ejemplo para verlo con mayor claridad:

Imaginemos que debemos 100€ a la compañía de telefonía por un impago en nuestra factura mensual… nuestro Código Civil señala que este tipo de deudas prescriben por el transcurso de tres años; por tanto, desde la fecha de la factura, si pasasen tres años sin que nos reclamen FEHACIENTEMENTE el pago, esa deuda se extinguiría por prescripción y no tendríamos obligación de pagar esa deuda.money-837376_1920

¿Qué  significa FEHACIENTEMENTE?, pues que la reclamación debe realizarse por algún medio que deje constancia del contenido de esa reclamación… hablando claro, un medio que haga prueba cierta de que hemos recibido la reclamación y que el contenido de esa reclamación es efectivamente reclamarnos esa deuda… normalmente recibimos cartas de la propia compañía o de despachos de abogados, pero, en cualquier momento podemos decir que nunca hemos recibido esas cartas o, en caso de recibirlas por correo o correo certificado, podremos argumentar que esa carta no decía nada de ninguna deuda; cuando enviamos un burofax (es medio fehaciente) o una carta por conducto notarial, se deja copia por el técnico de correos o, por el notario, de la fecha en que se envía y, por tanto, también de su contenido, por lo que cuando la recibimos,  nunca podremos decir que esa carta decía algo diferente, ya que se guarda copia de ella en correos o en la notaría.

Por tanto, si recibimos la reclamación fehaciente, se interrumpe el plazo de prescripción y, los tres años, comienzan de nuevo… si debemos la factura desde hace dos años y nos reclaman fehacientemente la deuda, comienzan de nuevo los tres años desde la última reclamación.

Sin embargo debemos decir que, por regla general las compañías de telefonía, agua, luz, etc. no suelen emplear medios fehacientes para reclamar sus deudas.

Por último, si la deuda está prescrita, no puede aparecer en ningún registro de morosidad o impagados como ASNEF, RAI O BADEX, por lo que si la deuda persiste en dichos registros tras haber prescrito por el transcurso del tiempo, deberemos enviar una carta al registro de impagados solicitando la cancelación de nuestros datos por prescripción de la deuda y, si no se cancelan, podremos interponer la correspondiente demanda o bien la reclamación a la Agencia Española de Protección de Datos.

PLAZOS DE PRESCRIPCIÓN MÁS USUALES:

  • SUMINISTROS COMO TELEFONÍA, AGUA, LUZ, GAS, ETC.  3 AÑOS DESDE LA FECHA DE LA FACTURA.
  • RENTAS DE ALQUILERES, 5 AÑOS desde que vence cada mensualidad.
  • DEUDAS PERSONALES, COMO CRÉDITOS, PRÉSTAMOS, ETC. 5 AÑOS desde la efectividad del contrato.
  • PENSIONES ALIMENTICIAS, 5 AÑOS desde que existe la obligación de abonarlas.
  • SI ALGUIEN NOS INJURIA O CALUMNIA, TENEMOS 1 AÑO PARA INTERPONER LA CORRESPONDIENTE DEMANDA JUDICIAL, desde que ha ocurrido la injuria o calumnia.

 

Consúltanos sin compromiso

 

Artículo 1966 del Código Civil

Por el transcurso de cinco años prescriben las acciones para exigir el cumplimiento de las obligaciones siguientes:

  • 1.ª La de pagar pensiones alimenticias.
  • 2.ª La de satisfacer el precio de los arriendos, sean éstos de fincas rústicas o de fincas urbanas.
  • 3.ª La de cualesquiera otros pagos que deban hacerse por años o en plazos más breves.

Artículo 1967 del Código Civil.

Por el transcurso de tres años prescriben las acciones para el cumplimiento de las obligaciones siguientes:

  • 1.ª La de pagar a los Jueces, Abogados, Registradores, Notarios, Escribanos, peritos, agentes y curiales sus honorarios y derechos, y los gastos y desembolsos que hubiesen realizado en el desempeño de sus cargos u oficios en los asuntos a que las obligaciones se refieran.
  • 2.ª La de satisfacer a los Farmacéuticos las medicinas que suministraron; a los Profesores y Maestros sus honorarios y estipendios por la enseñanza que dieron, o por el ejercicio de su profesión, arte u oficio.
  • 3.ª La de pagar a los menestrales, criados y jornaleros el importe de sus servicios, y el de los suministros o desembolsos que hubiesen hecho concernientes a los mismos.
  • 4.ª La de abonar a los posaderos la comida y habitación, y a los mercaderes el precio de los géneros vendidos a otros que no lo sean, o que siéndolo se dediquen a distinto tráfico.

El tiempo para la prescripción de las acciones a que se refieren los tres párrafos anteriores se contará desde que dejaron de prestarse los respectivos servicios.

Artículo 1968 del Código Civil.

Prescriben por el transcurso de un año:

1.º La acción para recobrar o retener la posesión.

2.º La acción para exigir la responsabilidad civil por injuria o calumnia, y por las obligaciones derivadas de la culpa o negligencia de que se trata en el artículo 1.902, desde que lo supo el agraviado.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 6 comentarios