COMO ACTUAR ANTE UN ACCIDENTE DE TRÁFICO

Cuando recibimos a un cliente que ha sufrido recientemente un “accidente de tráfico”, nos percatamos de que, en casi todos los casos, se han cometido una serie de errores (lógicos, si se tiene en cuenta los nervios e incertidumbre del momento en el que tenemos el accidente), que hacen que sea más complicado y menos efectiva la reclamación económica que, por derecho, nos corresponde como víctima.

cocheee

Vamos a intentar analizar brevemente, que pasos debemos seguir cuando hemos tenido un “accidente de tráfico” y creemos que el culpable ha sido la otra parte implicada:

Tanto si hemos sufrido daños personales, materiales, o ambos:

EN EL LUGAR DEL ACCIDENTE

       1 – Intentar SIEMPRE, confeccionar un parte amistoso con el otro conductor, donde reconozca que la culpabilidad del “accidente de tráfico” ha sido suya.

       2 – Si el otro conductor se niega a rellenar el parte amistoso, por creer que no ha sido culpable, mi consejo personal es llamar a la policía (112) para que de inmediato se persone en el lugar del accidente; una vez personada, la policía recogerá o bien un pequeño informe o bien un atestado (en función de la gravedad del “accidente de tráfico”); es importante que nos fijemos en el número indicativo de cada policía o guardia civil de tráfico, para que, en caso de juicio, podamos citarlos a declarar.

Es recomendable, hacer fotografías , donde se aprecie el golpe y las matrículas de los vehículos. Hoy en día hay muchas aplicaciones para smartphones que nos permiten hacer una fotografía con contenido certificado que acredita, con plena validez jurídica, el lugar, la hora, la fecha y el contenido de la misma (como si se personara un notario en el lugar de los hechos y levantara una acta de notoriedad, pero un coste mucho menor); también es importante anotar y, que la policía así lo aprecie, los daños que hayan sufrido las pertenencias que tenemos en el interior del vehículo (móvil, gafas de sol, etc.).

Generalmente, suele haber testigos en el lugar del accidente, así que deberemos también pedirles su nombre y apellidos y un número de teléfono para poder contactar con ellos; en caso de negarse, hay que ponerlo en conocimiento de los agentes que se personen en el lugar de los hechos, para que sean ellos quienes les identifiquen y lo hagan constar así en su informe o atestado.

        3- Si hemos sufrido daños personales, es IMPORTANTÍSIMO ACUDIR A UN CENTRO MÉDICO DE URGENCIAS EN UN PLAZO NO SUPERIOR A LAS 48H.

        4- Una vez que tengamos nuestro parte médico de urgencias, deberemos remitírselo a nuestra compañía de seguros, para que lo valore y, si fuere necesario, nos asigne un centro médico donde valorar nuestras lesiones y llevar a cabo una rehabilitación médica (nos asignarán a un  tramitador personal que llevará nuestro caso; es importante apuntar su nombre y número de teléfono o extensión)

RECLAMACIÓN JUDICIAL

Si creemos que la culpabilidad del siniestro ha sido de la parte contraria, podemos exigir a la compañía de seguros que reclame judicialmente a la otra parte; casi todos los seguros (a todo riesgo y terceros), incluyen en sus pólizas la cobertura de la reclamación judicial ilimitada, si es la propia compañía la que reclama . Aquí es donde debemos actuar; hay que informarse del límite económico asignado para la defensa jurídica incluido en  nuestra póliza, ya que  USTED PUEDE ELEGIR EL DESPACHO DE ABOGADOS QUE QUIERA  AUNQUE SU COMPAÑÍA DE SEGUROS TENGA DEFENSA JURÍDICA, si bien la compañía de seguros sólo le pagará hasta el límite económico que tenga cubierto por su póliza (normalmente entre 1000€ y 3000€, suficiente para este tipo de reclamaciones).

Para reclamar económicamente ante un “accidente de tráfico”, podremos acudir o bien a la vía civil o bien a la vía penal.

Particularmente (aunque seguro que otros compañeros de profesión discrepan), prefiero acudir siempre a la vía penal; los motivos son que por mi experiencia, es más rápida y menos costosa. Cuando se intenta probar ante un juez, los daños corporales, en la vía civil es vital, aportar un informe de un perito médico y, este informe suele rondar los 1500€.

Finalmente, hay que recordar que los plazos para reclamar por un “accidente de tráfico”, varían en función de si acudimos a la vía civil o penal.

Vía penal: deberemos interponer la denuncia dentro de los 6 meses siguientes al “accidente de tráfico”.

Vía civil: el plazo se amplía hasta 1 año, a contar desde el “accidente de tráfico”.

Si has sufrido un “accidente de tráfico”, consúltanos sin compromiso.

Velamos por ti, solucionamos problemas

 

 

 

 

Anuncios
Publicado en Civil, Penal, Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

INTERMEDIACIÓN FINANCIERA: PARTE 1ª SOLUCIONES DIFÍCILES

Son numerosos los clientes que acuden al despacho, desesperados por el continuo acoso de sus acreedores, mediante incesantes llamadas telefónicas, cartas de empresas de recobros y, todo tipo de amenazas dirigidas a que los deudores, satisfagan sus deudas lo antes posible.

Independientemente del porqué del origen de esta situación (despidos, cierre de negocios, endeudamiento familiar, etc.), cuando se nos presenta un caso de este tipo, es necesario, analizar con detalle la situación y el grado de endeudamiento del cliente; al hablar de cliente, nos referimos, tanto a particulares, como a autónomos o administradores de pequeñas PYMES.

La primera medida a adoptar, es la negociación, consistente en plantear, desde una perspectiva jurídica y de la realidad coyuntural, a todos los acreedores, las posibilidades reales que tienen de cobrar sus créditos; para ello, proponemos diversas alternativas, como pueden ser quitas o refinanciaciones, para poder “desahogar”,  la cuantía que tiene que soportar el cliente.

¿Por qué acceden las financieras a estas negociaciones ?; fácil, porque saben que , una persona insolvente, aunque se obtenga una sentencia firme que condene al pago de lo debido, si no tiene bienes ni ingresos, nunca podrá pagar sus deudas, todo ello, unido a  los gastos de un procedimiento judicial y, al tiempo que ello conlleva.

Entre tanto, y entrando en la segunda fase del procedimiento de una seria intermediación financiera y, sabiendo que no todos los acreedores aceptarán los acuerdos propuestos, buscamos a los clientes, el crédito que necesitan para poder reunificar sus deudas y, de esta manera, poder centralizar en una única cuota, de menor cuantía, el pago de todas sus deudas.

Si te ahogan las deudas, no dudes en contactar con nosotros

Publicado en Civil, Financiero, Mercantil, Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario